Cómo ganar influencia con la gente

A menudo mis pacientes se quejan de que no son populares en los grupos, que se sienten invisibles o que les cuesta profundizar en sus relaciones personales.

 

Erróneamente, piensan que no tienen carisma y que, por tanto, al tener una carencia, simplemente no pueden hacer nada para cambiar ésto.

Pero, piénsalo por un momento: ¿Cómo hace la gente que es influyente en los demás para serlo?

¿Es cuestión de tener o no tener algo, en este caso carisma?

 

El carisma es la habilidad para influir en los demás, y obtener la respuesta en los demás que estamos buscando.

 

Al tratarse de una habilidad, se puede aprender.

Pero, ¿Por dónde empiezo?

Las personas que tienen más influencia  en los demás, llevan a cabo, la mayoría de las veces intuitivamente, las siguientes características:

 

*Escucha sinceramente y con interés a tu interloculor:

La escucha activa significa que estás prestando toda tu atención a la persona: No sólo a lo que dice, sino también cómo lo dice, dándote cuenta de sus estados emocionales que está transmitiendo cuando habla.

Mira a los ojos, haz gestos de que le estás entendiendo. Hazle sentir que, en ese momento, toda tu atención e interés está dirigida a él/ella.

*Hazle sentir importante:

Una de las cosas que más nos gusta cuando estamos con alguien es que nos hagan sentir importantes.

Para ello, haz preguntas relevantes, muestra interés por lo que te cuenta. No hay nada más satisfactorio para alguien, que el hecho de prestarle atención e interesarse por la persona en cuestión.

¿De qué le gusta hablar? ¿Cuáles son sus intereses? ¿Qué está pasando en la vida de esta persona actualmente que le guste compartir?

Si no lo sabes, toma tú la iniciativa. Para recibir algo de los demás, primero tenemos que dar algo.

Compartir significa aportar algo de tí mismo/a. Hábla sobre tí.

 

*No critiques ni te critiques:

Muchas veces, cuando estamos en reuniones sociales, tenemos tendencia a juzgar a los demás, incluso ¡a nosotros mismos! Hay una creencia muy instaurada que, hablar bien de uno mismo, causará rechazo en los demás, porque nos tildarán de pretenciosos.

 

Pero hay una línea muy dispar entre ser pretencioso y estar poniéndonos verdes delante de los demás todo el rato, mostrando victimismo. No lo hagas! Aunque a corto plazo puedes atraer la atención de los demás, a la larga, a nadie le gusta estar con una víctima que todo le sale mal.

Nos gusta estar con gente positiva, que mire el lado bueno de las cosas. Aunque recibas atención por contar todas las injusticias con las que te encuentras, al final no te llamarán para pasar un rato agradable, sino que lo harán con alguien que irradie más optimismo.

Tampoco es una buena idea criticar a los demás. Ello hará que dejen de confiar en tí. Haz sentir a la gente que puede confiar en tí cuando no está contigo. Si criticas, se preguntarán: ¿hará lo mismo conmigo cuando yo no estoy? Criticar, judgar atraer mucha atención a corto plazo pero en el largo plazo, dejarán de contarte cosas porque su información no está segura contigo.

 

*Evita confrontaciones:

Cuando estamos en una conversación con alguien y expresamos una opinión, nuestro interlocutor no tiene porqué estar deacuerdo con nosotros. A veces, incluso está totalmente en desacuerdo! ¿Qué hacer en ese momento?

No intentes tener razón: No se trata de empezar una confrontación de argumentos y jugar a ganarle al otro. Por el contrario, escucha su punto de vista. Piensa que, aunque no pienses igual que el otro,este hecho no tiene porqué ser motivo de alejamiento. Esa persona piensa diferente porque es diferente a tí, ha tenido otras vivencias, otra historia, otras experiencias que le han llevado a sacar conclusiones diferentes a la tuya.

Usa esas diferencias para enriquecer tu mapa mental. Y antes de confrontar: desarrolla tu empatía, que significa: ponte en sus zapatos! y muestra respeto aunque manifiestes tu desacuerdo.

Y si por el contrario, aprendes algo de su punto de vista: Manifiéstaselo y así le harás sentir importante.

* Sé generoso:

Y con ésto me refiero a dar algo de tí antes que esperar que te den. Por ejemplo, iniciar una conversación es una forma de ser generoso porque estamos invirtiendo nuestro tiempo en conocer a la persona que tenemos delante, sólo con hacerle caso.

Ser carismático no tiene que ver con la personalidad que tú tengas, sino con la forma en la que haces sentir a los demás cuando están contigo.

Recent Posts

Dejar un comentario

Conflictos en la pareja: cómo prevenirlosRelaciones con hombres casados