Los enemigos de nuestra autoestima

Ésto en parte tiene que ver con nuestra forma de FILTRAR la información.

Es decir, algunos de nosotros, nos fijamos en los peldaños de escaleras que hemos subido en un día, mientras otros se fijan en los que les quedan por subir.

Sí, es como ver el vaso medio lleno o medio vacío.

Para estar más satisfechos con nosotros mismos, es importante tener en cuenta y FILTRAR bien, poniendo la atención en nuestros avances, por pequeños que sean, y dándonos ánimo para lo que todavía no hemos hecho o conseguido.

Por tanto: ¿Qué cosas has hecho hoy que te han llevado a avanzar hacia lo que quieres?

Si te haces esta pregunta todos los días, adquirirás un nuevo filtro mental: A fijarte en lo positivo, en lo que está bien, y en lo que has avanzado de aquello que te hayas propuesto.

Bien, otro de los motivos por los que la gente, está decepcionada consigo misma, y ésto lo veo cada día en mi consulta, es: La planificación de objetivos poco realistas.

Con ésto me refiero a la cantidad de veces que planificamos hacer ésto y lo otro y más y más y no hacemos ni la mitad.

A veces, puede ocurrir que cuanto más planeas, menos haces.¿te ha pasado alguna vez?

Seguramente, la mente se satura con tanta orden y es más fácil así que nos bloqueemos, y por tanto el rendimiento disminuye.

Y posteriormente, vemos la diferencia entre lo que nos habíamos propuesto hacer y la realidad. Y, claro, cuanto mayor es esa diferencia, mayor es la autodecepción.

¿a que te suena familiar alguna de estas cosas?

Y es que la HIPEREXIGENCIA nos lleva a tener la agenda abierta todo el rato. Y entonces, somos más vulnerables a sentir estrés.

Por tanto, haz que tu planificación de actividades sea realista.

Para ello, conócete a tí mismo y hazte esta pregunta:

Puede que lo que he planificado hacer sea posible, pero, conociéndome: ¿es probable que lo acabe haciendo todo? ¿de principio a fin?

Si es así, ENHORABUENA! Y si no lo has conseguido:

¿Cuántos peldaños de tu escalera subiste hoy? ¿y ayer?

Bien, por ahora tenemos dos claves que te pueden ayudar a no decepcionarte y por tanto, sentirte con la autoestima alta:

-Filtrar adecuadamente la información del mundo que te rodea.

-Ponerte metas realistas.

Porque ¿sabes lo mejor para que tu autoestima caiga?

Proponerte hacer algo y no cumplirlo.

Digamos que es algo así como dejarse tirado, o dejarse plantado.

¿Cómo te sentirías si te lo hiciera alguien? supongo que con ira, o con decepción.

Pero, atento/a al gran enemigo de la autoestima:

Compararse con los demás.

Éste es el peor de los enemigos porque nos lleva directamente al siguiente enemigo:

COMPETIR

Así que, si quieres compararte, hazlo sólo contigo mismo/a en otra época.

Por ejemplo, pregúntate: ¿Cómo estaba yo en esta cuestión hace un mes, o un año..?

Mejor? ¿tal vez has retrocedido?

Bien, entonces, con quien tendrás que competir será contigo mismo/a, pero deja a los demás que sigan siendo ellos mismos, y tú, sé tú.

En lugar de compararte, piensa en lo que puedes aprender de la otra persona. Úsala como un aprendizaje para tí.

Lo peor que podemos hacer para sentirnos mal es compararnos con los demás, porque cuando te comparas, te obligas a ser como esa persona. Tú eres único.

Por ello, ¡BUSCA TUS TALENTOS!

Y no te digas que no tienes ninguno, TODOS TENEMOS TALENTOS.

Si te cuesta encontrarlos, pregunta a varias personas que te conozcan.

Y por último nuestro enemigo número uno es:

LA AUTOCRÍTICA

Deja de regañarte.

Las personas que se hablan mal a sí mismas, que están contínuamente exigiéndose y que no se pasan ni una,  tienen más probabilidades de sufrir trastornos como ansiedad o depresión.

Cambia la crítica por la comprensión de tí mismo/a.

Ya verás que si trabajas en cada uno de los puntos que te he descrito, tu percepción de autoestima cambiará a mejor.

Recent Posts

Dejar un comentario

Contacta

Complete el formulario

Not readable? Change text. captcha txt

Start typing and press Enter to search