Preguntas frecuentes

¿CUÁNDO ACUDIR A UN PSICÓLOGO?

Está indicado cuando sufrimos uno o varios síntomas de malestar psicológico persistentes a lo largo del tiempo y que no llegamos a resolverlos por nosotros mismos.

Cuando estamos controlados por pensamientos negativos y/o por síntomas psicosomáticos derivados del estrés u otros factores, que nos impiden buscar soluciones efectivas, llevándonos a un estado de bloqueo o malestar significativo que interfiere en nuestro bienestar diario.

¿CÓMO VAMOS A TRABAJAR?

Para empezar, es un gran acierto invertir en salud, y hoy en día está más que comprobado ,que una buena salud mental repercute directamente en el bienestar físico.Ambas partes se retroalimentan.Pensemos por ejemplo lo difícil que nos resulta hacer frente a las demandas diarias si estamos resfriados o nos duele la cabeza.

De la misma manera, cuando estamos ante una situación que nos perturba,la probabilidad de enfermar aumenta, perdemos vitalidad física.

Las primeras sesiones son de EVALUACIÓN, donde se recoge la información pertinente al problema o problemas planteados y en qué forma afectan a la vida del paciente.

El psicólogo, como especialista, establecerá un DIAGNÓSTICO y a partir de ahí, un tratamiento adecuado e individualizado para cada persona, donde se llevan a cabo los OBJETIVOS TERAPÉUTICOS dirigidos al manejo de los problemas.

Ya que no hay dos personas iguales,no se establecen tratamientos estandar.A cada uno le son útiles diferentes técnicas.Cada cual ha de encontrar aquello que le funciona mejor.

Por último se realiza una PREVENCIÓN DE RECAÍDAS Y SEGUIMIENTO.

¿CUÁNTO PUEDE DURAR UNA TERAPIA?

Por lo general, y en función del problema a tratar, un tratamiento viene a durar desde unas pocas sesiones hasta meses, a veces más. Cada persona tiene su propio ritmo.Cuanto antes empieze el tratamiento mejor, ya que evitaremos que conductas problemáticas se instalen.

Todo depende de la cronicidad del problema en la persona y su evolución en el tiempo.

También de la actitud proactiva y de implicación del paciente en el proceso.Un paciente pasivo, que espera recetas mágicas sin esfuerzo, no obtendrá los resultados esperados.

Por tanto el paciente juega un papel activo en la terapia para así, terapeuta y paciente trabajar por unos objetivos comunes dirigidos a mejorar la salud mental.

¿NECESITO TERAPIA SI NO ME ENCUENTRO MAL, PERO NO ACABO DE SENTIRME DEL TODO BIEN?

Cuando no acusamos un malestar en concreto, pero no llegamos a sentirnos del todo plenos, podemos hacer unas sesiones de Coaching personal.

Este programa permite, en pocas sesiones, aumentar el nivel de bienestar subjetivo percibido de la persona, ya que se centra en conocer, descubrir y potenciar nuestras Fortalezas o puntos fuertes que todos nosotros tenemos , en lo que somos buenos, lo que se nos da bien hacer pero que tal vez no lo sabíamos.

Este programa trabaja en el crecimiento personal, en la autoestima, aumenta el sentimiento de autoeficacia y competencia en todas las áreas y actúa como prevención de recaídas cuando hemos terminado una terapia.

Cita Previa: 637 80 91 70 (10 a 21 h.)

Terapia para adultos

La terapia para adultos va dirigida para intervenir los distintos trastornos en los adultos.

Terapia para parejas

La terapia de pareja va dirigida a intervenir en los problemas surgidos en la relación de pareja.

Programa Bienestar 10

Se trata de un programa estructurado, basado en los principios de la psicología positiva.

Escriba y pulse enter para buscar