La PNL, una herramienta de gran ayuda para los terapeutas

La Programación Neurolingüística o PNL consiste en la utilización de una serie de técnicas enfocadas al desarrollo humano. Tales técnicas se basan en la premisa de que todo comportamiento humano sigue una estructura ya aprendida. Una vez descubierta esa estructura, puede ser configurada por otras personas para su posterior utilización con el fin de obtener  mejores resultados.

Dicho de otro modo, se trata del estudio del funcionamiento de la mente humana y el uso de ese conocimiento obtenido para su ulterior aplicación en las personas, mejorando así su calidad de vida.

¿En qué consiste la Programación Neurolingüística?

Las personas perciben el mundo que les rodea a través de sus cinco sentidos: oído, olfato, vista, gusto y tacto. En su día a día obtienen información de forma permanente por medio de esos sentidos, pero el resto de los datos se consiguen a través de las experiencias previas. Ésto supone que esa información no esté del todo completa y la que se retiene puede estar distorsionada.

La PNL nos permite establecer una organización y orden entre los componentes de nuestros pensamientos, nuestras emociones y nuestras actuaciones para así organizar nuestra experiencia de tal forma que, a través de los procesos neurológicos, logremos reproducir aquellos comportamientos que más se adecuen a los objetivos que queremos alcanzar.

El uso de la PNL para el tratamiento de las fobias

Una fobia es la sensación de pánico que experimenta un individuo ante determinadas situaciones, cosas e incluso personas. La Programación Neurolingüística intenta eliminar por completo ese sentimiento de terror causado por un motivo determinado.

Un gran ejercicio utilizado en PNL, se basa en el uso de la imaginación. Es necesario que el paciente cree en su mente la imagen de aquello que le provoca miedo. Puede intentar ver esa escena como si se tratara de una película en la cual él es el gran protagonista. Se trata de que pueda ver ese momento que le causa tanto pánico, y rebobinarlo mentalmente hasta volver al momento final. Debe ser repetido varias veces hasta que esa imagen no le cause tanta ansiedad.

Su utilización en el cambio de Creencias Desadaptativas

La PNL es frecuentemente utilizada para cambiar la forma de interpretar la realidad que pueden llegar a ser limitante o desadaptativa para nuestro funcionamiento óptimo.

Una creencia limitante o desadaptativa funciona como un virus mental:  Son ideas acerca del mundo, o de nosotros mismos, que, al darles una credibilidad muy fuerte, lo vivimos como si fuera completamente cierto, no viendo otras alternativas o puntos de vista diferentes.

Por ejemplo: “Soy mala para los idiomas” o ” A mi edad ya no puedo lograr tal o cual cosa”.

Dichas creencias se forman por experiencias previas, o porque lo hemos oído, o nos lo ha dicho alguien alguna vez y, de ello, nos hemos hecho una idea de como son las cosas. La PNL dice: El mapa no es el territorio.

La PNL, a través de una serie de preguntas, nos ayuda a comprender la forma en la que utilizamos el lenguaje para describir el mundo y nos enseña a describir la realidad y a nosotros mismos de una forma que vaya a favor de los objetivos que queramos conseguir.

El comportamiento obsesivo-compulsivo

El TOC es un trastorno psicológico que se caracteriza por la aparición de pensamientos recurrentes los cuales causan ansiedad en el individuo, quien solo puede calmar esa sensación llevando a cabo conductas repetitivas.

La Programación Neurolingüística se centra en la eliminación de estos comportamientos obsesivos. Un ejercicio para ello es imaginar el hábito que causa ansiedad, por ejemplo, comer de forma compulsiva. Después habrá que ver si la intensidad de ese sentimiento aumenta según unas características introducidas, es decir, si aumenta de tamaño, si cambia de forma, si se aleja o si se transforma de color.

Al contrario que con otras técnicas de PNL que intentan reducir el impacto de la imagen mental haciéndola más pequeña, ésta actúa aumentándola desproporcionadamente hasta que sea ridícula. Se busca que la imagen alcance lo irreal para que acabe eliminando por completo la obsesión.

Suprimir recuerdos traumáticos a través de la PNL

¿Quién no ha sufrido alguna vez una experiencia desagradable? Por desgracia, la mayoría de las personas a lo largo de su vida, tendrán que afrontar situaciones que dejarán malos recuerdos en ellas. Para eliminarlos se puede recurrir a las técnicas de la Programación Neurolingüística. Al cambiar un recuerdo negativo, también disminuye la emoción o sensación causada por éste.

Uno de los ejercicios más utilizados en PNL, consiste en recordar esa experiencia negativa y mantenerla en la mente. Una vez hecho esto, es necesario fijarse en el tipo de sensaciones que aparecen con ella. Es imprescindible vivirlo como si se tratara de una película, es decir, el paciente se convierte en un mero espectador. Después hay que centrarse en los sonidos alterando el volumen, las voces o el tono del recuerdo. También nos centramos en las imágenes, modificando la forma en la que nos lo representamos, hasta que notemos que la ansiedad se reduce con estos cambios Esta técnica intenta conseguir que, aunque no se pueda eliminar por completo el recuerdo, al menos la persona,  pueda cambiar su perspectiva de éste, de manera que la sensación negativa desaparezca.

Recommended Posts

Escriba y pulse enter para buscar