COMO PUEDO SER MÁS FELIZ A PARTIR DE HOY MISMO

Hoy en día, la gente ya no se conforma solamente con dejar de sufrir sino que quieren sacarse partido a sí mismos y aprender cómo pueden ser más felices.

Éste aspecto lo apreciamos los psicólogos en nuestras consultas, donde cada vez es más común encontrarse con pacientes que, después de haber superado un mal momento de sus vidas, siguen viniendo a consulta para aprender a ser más felices, o como dice un paciente mío: A ser la mejor versión de mí mismo.

Una psicoterapia eficaz, no termina cuando el paciente ha dejado de tener los síntomas por los que buscaba tratamiento, sino cuando se trabajan aspectos para sentirse bien a largo plazo y pueda hacerse feliz por sí mismo/a sin la ayuda del psicólogo.

A continuación te expondré alguno de estos aspectos para que puedas empezar a sentirte más feliz hoy mismo:

 

1. SENTIRSE AGRADECIDO POR LO QUE TIENES:

Tenemos la tendencia a poner el foco de atención en lo que nos falta, en aquellos objetivos o metas que todavía no hemos logrado, y, al darnos cuenta de ello, nos sentimos decepcionados con la vida, o con nosotros mismos por no haberlo conseguido aún.

Pero piensa: ¿Qué cosas has conseguido hasta el momento presente? ¿Qué aspectos buenos tiene mi vida?

Es importante que, al final del día emplees un momento para preguntarte: ¿De qué me siento agradecido/a hoy? ¿De qué me he sentido feliz hoy?

Si puedes pensar en 3 o 4 ideas por las que te sientas agradecido hoy, y haces de ésto un hábito, verás aumentar tus niveles de satisfacción con la vida.

 

2. ¿QUÉ OBJETIVOS ME GUSTARÍA CONSEGUIR?:

Una vez de que seas consciente de lo bueno que hay en tu vida y de sentirte agradecido por ello, es bueno que tengas nuevas metas u objetivos que quieras conseguir y que añadan calidad a tu vida.

Para ello, empieza por proponerte un objetivo a corto plazo, que sea fácil, ya que al conseguirlo te verás reforzado por ello, pondrá un plus de energía en tu cerebro, y con ello tendrás el estado ideal para idear objetivos más a largo plazo y que requieran una mayor implicación por tu parte.

Porque cuanto más crezcas, cuantos más retos te pongas, más probabilidad tendrás de sentirte feliz por ello.

Conseguir retos es una de las cosas más importantes que hace que la gente se sienta feliz. Nos da sensación de autoeficacia y control sobre nuestras vidas y aumenta considerablemente la autoestima.

 

¿Cómo podría convertirme en una mejor versión de mí mismo/a?

 

3. PONTE EN EL CONTEXTO DE VIVIR EXPERIENCIAS:

Con ésto no sólo me refiero a apuntarte a algo nuevo o aprender algo nuevo (que también) pero para empezar por algo más inmediato a: ESTAR EN CONEXIÓN CON EL AQUÍ Y AHORA.

Muchas veces cuando viajamos a un lugar nuevo, estamos tan pendientes de sacar la foto, que perdemos la oportunidad de EXPERIMENTAR lo que realmente estamos viviendo y lo que estamos sintiendo con lo que estamos viviendo.

Tómate un tiempo para apreciar realmente lo que vives.

4. APRECIA LAS RELACIONES INTERPERSONALES:

Pasar tiempo con otras personas, tener relaciones cercanas asegura que tus niveles de felicidad permanezcan altos.

Y es que disfrutar realmente de la conexión con otros aumenta los niveles de serotonina, dopamina, noradrenalina que son los neurotransmisores que genera tu cerebro responsables de mantener un buen estado de ánimo, y hace que te sientas bien.

Así que tómate tu tiempo para dedicarlo a potenciar aquellas relaciones significativas para tí.

5. CUIDA TU SALUD:

Es importante dormir lo suficiente, relajarte tanto como puedas, comer equilibradamente, hacer ejercicio.

Si tu cuerpo está sano, más probable será que tu mente también lo esté. Cuerpo y mente trabajan al unísono y se retroalimentan.

¿Te has parado a pensar porqué la gente más feliz enferma menos?

6. PIENSA SALUDABLEMENTE:

Ésto no significa ponerlo todo en positivo. A veces, hacer ésto no es realista y tampoco nos lo creemos.

En el ejercicio de los psicólogos, sobre todo de la corriente cognitivo-conductual como es la psicoterapia con la que yo trabajo, se hace mucho hincapié en ésto.

Pero no significa cambiar el pensamiento negativo por otro positivo, sino aprender a pensar de forma adaptativa, de forma ÚTIL, que nos ayude a enfocarnos en la solución en lugar de bloquearnos.

7. SACA TU ENERGÍA, MUÉSTRATE CONTENTO:

Si te acostumbras a colocarte en una postura erguida, segura, proactiva y a la vez relajada, será más fácil que te sientas bien que si tu postura habitual es cabizbaja o tensa: SONRÍE!

Artículos recientes

Escriba y pulse enter para buscar

terapia cognitivo conductual